domingo, 9 de marzo de 2014

TALLER DE LECTURA CRÍTICA Y ESCRITURA CREATIVA


LA SANGRE EN MI POESÍA

   

.......  EL TEMA DE LA SANGRE EN MI POESÍA
     
.....Según el "Diccionario de los símbolos", de Jean Chevalier/Alain Gheerbrant, la sangre simboliza todos los valores solidarios del fuego, del calor y de la vida, que se emparientan con el sol. A estos valores se les asocia todo lo que es bello, noble, generoso y elevado. La sangre se considera universalmente como el vehículo de la vida. La sangre es la vida, se dice a la manera bíblica.
     Podrán leer en algunos de mis poemas, la mención de la sangre con distintas connotaciones, manifiestas en todos mis libros.
     Gracias por compartir estos textos.

    .............. Cristina


Poemas de agua y fuego
“Los cuatro elementos en mí”, 13,14
La voz viene de lejos
“Ancestros”,17
Lirios prohibidos
“Pubertad”, 17
“Iluminación”, 35, 36
“Al borde de la mañana eterna”, 43, 44
Jacarandaes en celo
“Celda, 27
“Ahora estoy plena  de silencios y de sombras”,32
“Una quimera”, 33
“La intensidad del instante”, 47, 48,49
“Presente eterno”, 57, 58
“Temías acaso que fuera aborrecida”,60, 61
“La promesa”, 63
“El golpe del 76”,68
“Huellas”, 78, 79
Confesiones de Gertrudis Glauben
“Gertrudis entre Psiquis y Eros”, 42, 43
“Dos mundos”, 73, 74
“Sobre los recuerdos-deseos de Gertrudis,”91-95
Diario de Rosalind Schieferstein
“El texto”, 40, 41
“Linaje”, 69,70

AL BORDE DE LA MAÑANA ETERNA




.........AL BORDE DE LA MAÑANA ETERNA


Iré mañana a la casa del edén perdido

para yacer en calma.

Me esperará el asombro de la infancia,
me esperará la mesa
                   con el pan caliente
y el agua clara.

Señor,
esta muerte inmortal
que navega mi sangre
recorre las cariátides de mis huesos
oye el jadear del pájaro.

Oh, tiempo.
          Tiempo de verano.
Como la felicidad
                 se esconden las cigarras
cortejan a la luz
las mariposas.
            
Por qué a la noche
                  se me acaba la vida.

Llega ahora la mañana blanca
en la danza espiralada
de los pájaros.

Cuando se pierde la luz
siento el espanto del crepúsculo.

Quiero estar
al borde de la mañana eterna.


ANCESTROS




.................ANCESTROS


Francisco Pizarro, fundador de la ciudad de los Reyes, murió en Lima en 1541.

Lejos del conquistador
hubo restos de polvo en la Basílica,
trazos de una cruz de sangre
y solamente los huesos de un imperio.

Lejos del escudo,
del rostro
y de la máscara.

Lejos de las tierras
cultivadas por los primeros hombres.

Hoy vuelvo a la ciudad de los relámpagos,
de los puestos de flores y de urgencias,
detenido

en la esquina rosada.

CELDA



...................CELDA

 ............................A Alicia Dellepiane 


Mientras  la música
cobijaba mis lágrimas,
me pregunté quién era.

Envuelta con un velo de alimañas
me hundí en la marisma
y quise rozar la estancia de los muertos.
Allí tal vez haya un secreto verdadero.
Las aguas del infierno se unieron a la respiración.
Y después,
toda mi tierra sangrante
se desnudó,
ante el  silencio.

Cuando el fuego sagrado emergió del badajo,
el grito se contempló a sí mismo.




.....................DOS MUNDOS
               
………..     A Rubén Vela

América,
              por ti,
siento el alma desgarrada.

Allí,
       en la tierra donde se sepultó
con sangre
                 el cuerpo del conquistador
entre las plumas y la serpiente

donde los dioses
                          entonaron
                                           un salmo a la lluvia

y agonizaron
                     las lágrimas
                                        en vasijas de barro

quién soy
               ante este aullido
de un imperio desolado
en ruinas
cubierto por el polvo


una paloma
                   humillada entre cenizas
un rumor, una luz
                             adentro de una urna funeraria
una nube pavorosa
                              entre los picos de la montaña
un cuerpo seco
                        en la tempestad
una máscara
                    caída
                             en la tierra silenciosa


.........

...............EL GOLPE DEL 76  

Los rehenes no pudieron escribir sus memorias
en el libro del porvenir.

Los sollozos cautivos fueron cantos de pájaros.
Las voces sin aliento continuaron en secreto
y en la llanura se desangraba un árbol.

Siguen en las sombras
rumoreando las estrellas 
que adivinaron el silencio.


HUELLAS


..................HUELLAS

......."De tanto y tanto andar
........se gasta más el corazón
.......que los zapatos." Atilio Jorge Castelpoggi


Voy buscando tus huellas
                                         en esta Buenos Aires.
En el barrio de San Telmo
                                          escenario fundacional.
Acaso caminando
                            paso a paso
                                              por la calle Perú,
remedando la ambición del oro,
desde aquella ciudad de los reyes,
donde nuestro apellido
                                     se convirtió en sangre del origen.

Por San José de Flores fluyen tus aguas bautismales,
permanecen las estelas funerarias de mi abuelo Ambrosio,
- nacido en suelo riojano y bendecido por San Nicolás de Bari-.

Aquel Caballito de tu infancia
fue testigo de aquellos primitivos tanteos
que inscribieron
                          mi nombre de poeta
en nuestro escudo nobiliario.

En Dorrego y Libertador,
las fauces del monstruo te amenazaron en las puertas del infierno.

Y aquí entre Palermo, Belgrano y Colegiales,
muy cerca del Coliseo devorador
                                                    día a día
me exalto en un canto al trabajo.
La traición del azar se ha transformado hoy en semillas de pasión.

Los sabios alquimistas me dieron sus dones
porque la química dejó tus sueños inconclusos.
La herrumbre será ahora el oro y la plata.

No pude ser el varón que siguiera la prosapia.
Yo, mujer
reconstruiré el camino trazado por tus huellas.

En este rito de la palabra
mi boca te devuelve el ánima que penetró por las puertas del Paraíso.
Como un mortero
mis palabras amasarán el pan
para la comunión de nuestro pueblo.

El fuego del dragón perdurará en el deseo.

PUBERTAD




PUBERTAD

La sangre se vertió en las nubes de la aurora
y mancilló mi falda.
Mi piel era una esfinge
que no pudo responder a las preguntas
como un serafín en una tierra ardiente.

Hubo una ruptura del secreto
sobre las rosadas amapolas.

Nadie halló ningún indicio.
Acaso sea un tesoro recóndito
que se fue tras los cristales.

Dónde estabas, madre
cuando me despeñé por el barranco
a través de endemoniados giros.

Yo siento acaso que sólo queda una mirada oblicua
ceñida a un pasado inaccesible.

Por qué acudí como un fantasma aquella noche
entre las bambalinas con el cuerpo desposeído
añorando un enjambre de signos.


LINAJE



LINAJE
                       

........A los árboles y a los pájaros de la tierra riojana

Mi canto es un homenaje de la sangre a aquel herrero
nacido en los llanos   impenetrables
en una tierra   sin mapas ni   ciudades

Los pobladores con los pies descalzos
alabaron a Inti
y ofrendaron
                          a los dioses
el maíz del Inca Viracocha

Allí, Rafael Pizarro, mi tatarabuelo, natural de La Rioja,
hace más de dos siglos,
anduvo por Polco, Olta
                                             y por Tama
junto a los osos del madroño       grabados en el escudo
 allí se unió al barro original
que vio nacer al    Chacho Peñaloza

Aquel fundador de mi linaje
-cuyo apellido llevo
                                      burilado en el espejo
remedó al hornero
escuchó el coro de urracas
contempló al zorzal de enlutado plumaje
percibió la señal del halcón con ojos avizores
caminó entre lanceoladas cañas
               por el sendero serpenteante
                                           rodeado de juncos y nogales

Y en un remanso
donde ocres raíces
                                     surgían de la tierra
celebró con los dioses vegetales
el ritual de las calandrias

Alrededor del fuego
                                        bebieron la aloja fresca
                                                                        añejada en un cántaro
entre valles y cardones
entre la música y el polen
                                          comieron la mazamorra

al  pie de la peña

TEMÍAS ACASO QUE FUERA ABORRECIDA


TEMÍAS ACASO QUE FUERA ABORRECIDA

La vergüenza  prohibió la entrada en aquel recinto miserable.
Hongos y musgos dejaron marcas en sus paredes desnudas.

Entre las grietas se lastimó la dignidad.
En los roperos carcomidos
anidaron insospechados caracoles.

En la garganta de una niña,
se replegó
para siempre
el odio y el temor.

El cuerpo deshilvanó su deseo;
el asco
la arrastró por desechos inmundos.

Ese cuerpo que entregó su sangre
se exilió
en su partida.

La mendiga caminó  sobre la escarcha
recogió el abrigo arrojado a la intemperie.
Con violencia
empujó el carro para seguir.

Se refugió en buhardillas;
atrapó la lujuria
en lechos
avizorados
por fantasmas.
Contempló trajes de brocato;
olfateó manjares.

El enemigo conspiró contra su espectro.

Asesinada
                la furia
yace
       adormecida entre rocas.

El silencio,
trocado en confusión,
se burló de las palabras:
tartamudeaban las ideas,
se segregaban las formas.

Los huesos se segmentaron en  sílabas buriladas.

Con las caricias de las aguas,
la mendiga ha regresado a la piedra:
dibuja signos sobre las laderas.

En el valle
                celebran
                              un ritual.


AHORA ESTOY PLENA DE SILENCIOS Y DE SOMBRAS



AHORA ESTOY PLENA DE SILENCIOS Y DE SOMBRAS

Aquella luna roja en la vigilia
bebió la sangre de mi entraña.
Hubo demonios escondidos
en el trigal
que sorbieron todas las gotas de mi savia.

Sin buscarte,
habías venido a mí.
Estaba mi boca entreabierta deambulando por los senderos secos y agrios,
cuando fui a tu encuentro.

Si yo no hubiera sido la mujer que con dientes de espuma
quiso arrebatar la pujanza del hierro en llamas.
Si yo no hubiera sido la mujer  de cascabeles de oro y diamantes,
esmeraldas y rubíes que cometió el pecado de la palabra vacía.
Si yo no hubiera sido la mujer que apenas vivió el amor
el tiempo que dura el ocaso.

Si yo hubiera sido la mujer que adivinara la esperanza de la luna fría y blanca,

mi vida sólo estaría enmarañada en el fulgor de tus brazos.

UNA QUIMERA


UNA QUIMERA
                     “Hay golpes en la vida ,tan fuertes"                                
                                           César Vallejo

Te amé entre la letra negra de átomos iracundos.
En el instante fugaz de  un encuentro azaroso.
En la embriaguez de un corazón transfigurado
por resplandores marchitos.
En la tormenta estival de amores desechos.
En la ruptura del otoño imaginando tus orgasmos.
Cuando ofrendé mis ríos tenebrosos desde este cuerpo frágil.
Al presentir la despedida  de una vida en ruinas
sobre mis fatigadas vértebras y
enmascarada con la violencia  de una pasión salvaje.

Aquellos jacarandaes de nuestro jardín en celo
cubrieron nuestros cuerpos con su sangre
y se unieron reflejados
como mantas de colores,  tejidas hace mucho tiempo .

Yo sé que tú imploras la caricia
con la conciencia despierta  de nuestra América,
donde se yerguen ufanas las ciudades perdidas.

Te sigo amando porque me llamas a gritos
En tus noches sin estrellas y en tus soles patriarcales.
Porque dejaste la tierra áspera
inundada de  semen esperanzado.