jueves, 29 de octubre de 2015

6 DE NOVIEMBRE A LAS 20.00 HS.


"SIMPOSIO ILCH" PRESENTACIÓN DÍA 11 DE AGOSTO

Con: Graciela Licciardi - Susana Cattaneo







































Maria Julia Druille - Norma Perez Martin - Irene Pikutis


DIALOGANDO...

SUSANA CATTANEO DIALOGÓ CON CRISTINA PIZARRO.

En el marco del Simposio Internacional de Literatura organizado por el ILCH- Instituto Literario y Cultural Hispánico de California, que tuvo lugar en el mes de agosto del 2015, se llevó a cabo este diálogo entre las dos poetas argentinas, a propósito del lanzamiento del libro Diálogo/Dialogo con mi obra poética. Exploración retrospectiva, publicado por Enigma Editores y que integra la colección Estudios Hispánicos del ILCH.

Susana Cattaneo expresó:

"Das con tu obra un legado que se traduce en dar cuenta de la belleza del existir, resaltar el lugar en el mundo de las pequeñas y grandes cosas de la vida que, sin la poesía, se perderían para siempre. Siento que tu obra es riquísima, es un canal abierto y que cuando comenzamos a transitarla, no queremos dejar de hacerlo. Vamos recibiendo altos impactos, como por ejemplo, la sensación de libertad que nos da el contacto con la naturaleza. Tu poesía lleva todas las artes, la palabra, la música, la pintura, el canto a la tierra. Hablar de este libro es hablar de toda tu obra. En "No sabré el final del tiempo" encuentro la idea de eternidad en lo manifiesto y en los silencios de los poemas. Es algo fascinante. Esta pregunta que sigue tal vez sea muy difícil de responder, pero ¿qué es para vos la eternidad? Está avalada por toda la belleza que vos describís en este libro que ahora presentas."

A continuación, las preguntas y las respuestas:


ETERNIDAD

Con tu libro he emprendido un viaje que me lleva a distintos puertos: a  tu obra total, que es un extenso libro dividido por diferentes títulos. Encuentro un hilo conductor en todos ellos que me revela tu esencia. Desde tus primeros poemas, en los cuales hay una añoranza de la infancia, ya se revela la fuerza irrefrenable de transitar el sendero de la espiritualidad. Hay giros que terminan siempre en el renacimiento, en la esperanza, en la búsqueda de la vida eterna. Siempre se refuerza la idea de que la muerte es un cambio de estado y no el fin de la vida. Se observa, claramente, en tu personaje Gertrudis donde renace la vida porque la materia se transmuta. Lo mismo en Rosalind. Es tan movilizador en toda tu obra que me gustaría que  nos amplíes un poco este tema. ¿Cuáles son tus sentimientos frente a este misterio que tiene que ver con la eternidad.

            C.P. Me he detenido a revisar este tema de la eternidad en todos mis libros y lo he encontrado en los siguientes poemas, los iré citando por título:
Poemas de agua y fuego: Paisaje –Reino, 33
La voz viene de lejos: Cercanía, 34
Lirios prohibidos: Yo, Sócrates, 33; Piedad, 59; Hipnosis, 37-38; Tristán e Isolda, 57.
Jacarandaes en celo: Vía láctea, 30; Travesía,40-41; Éxtasis,42; Presente eterno,57-
Confesiones de Gertrudis Glauben: Gertrudis Glauben y el pozo de agua, 50-51;Dasein 66-67; Carta a Gertrudis Glauben, 83-84; Recuerdos-deseos de Gertrudis Glauben,91-95
Diario de Rosalind Schieferstein: Yo soy,21;El fin,50-51
No sabré el final del tiempo: De temporum fine comoedia, 27; Tu figura blanca, 45; Nubes, 76; Verdad interior,78; Gritos y alabanzas,83.
Mis sentimientos con respecto de la eternidad estarían relacionados con la perplejidad: sería algo así como “el bosque perplejo” que aparece en jacarandaes, señalado por Sebastián Jorgi en el prólogo (13) referido al poema “El mago guarece mi partida.”(18)
La infinitud, y el querer ser inmortal, se repiten bastante. Es esa idea de no-tiempo, de atemporalidad como sucede en los sueños y en los dioses. La narrativa se funda en el pasado, la poesía más bien busca eternizar el presente, muy ligado a nuestro Ser.
En varios textos, hago alusión al tiempo cíclico propio de la filosofía oriental, en el Budismo, en el zoroastrismo, religión de los persas, entre los egipcios como se observa en el Libro de los muertos, a través del Dios Osiris, el eterno retorno que desarrolla Friederich Nietzsche en Así habló Zaratustra.
Creo que el influjo más sobresaliente lo recibí de Borges, lectura a la que me acerqué en la adolescencia, que aunque sin estudiarlo hasta cursar el profesorado; y confieso que apenas leí una ínfima parte de su obra.
Borges expresa en el prólogo a Historia de la eternidad (1936)
“¿Cómo pude no sentir que la eternidad, anhelada con amor por tantos poetas, es un artificio espléndido que nos libra, siquiera de manera fugaz, de la intolerable opresión de lo sucesivo?”
Recordemos que Borges no era creyente y yo sí, lo soy.
En la Divina Comedia, también aparece el tema de la eternidad. Así como también en poetas más cercanos a nosotros. (Rainer María Rilke, Octavio Paz). No recuerdo bien entre los ingleses y españoles que tanto me gustaron. Supongo que me atrajo el tema en William Blake.
Eternity
“ He who binds to himself a joy
Does the winged life destroy;
But he who kisses the joy as it flies
Lives in eternity sunrise”

“El que ata a sí una alegría
Destruye la vida alada
Pero el que besa la alegría en su vuelo
Vive en la aurora de la eternidad”.

SOBRE EL MISTERIO
Poemas de agua y fuego
Interiores
La voz viene de lejos
Máscara, 35
Lirios prohibidos
Conjuro, 45
Jacarandaes en celo
El puente del diablo se ha derrumbado
Confesiones de Gertrudis Glauben
Gertrudis entre Psiquis y Eros
Diario de Rosalind Schieferstein
Geometría, 59
Se hunde el mal, 83
Convite, 102
No sabré el final del tiempo
Qué me dice tu rostro
De Temporum fine comoedia
Sombra
Trampa mortal
El corazón del hombre es su propio Dios
Espectro


JUNG- MAESTROS QUE INFLUYERON

En todos tus libros abordas los temas más atrayentes para todo ser humano pensante: Dios, la paz interior, la impermanencia, el azar, el  misterio. No soslayas el dolor. Abordas los mitos, los símbolos y también nombras la sombra. Esto lo he asociado con Carl Jung cuando habla de la sombra y dice que es todo lo oscuro del inconsciente, lo que desconocemos y negamos en nosotros. Asocié esto con  los arquetipos y el estudio de los sueños, porque vos decías que muchas veces escribís debido a un sueño que tuviste. No he escuchado eso muchas  veces. ¿Cómo sería el pasaje de lo que soñás a tu escritura? Generalmente, la gente dice que escribe cuando le viene la inspiración pero nunca de los sueños. ¿Has tenido alguna influencia jungiana? Te lo pregunto porque al estudiar a Jung uno comienza a soñar diferente. Y aprovecho para preguntarte, también, si hay algún Maestro que haya influido en tu escritura, en vos como persona.
  
C.P. Sobre la sombra:
No recuerdo exactamente cómo empecé a interiorizarme en Jung a través de su libro El hombre y sus símbolos, donde se hace referencia al tema de la sombra. Muchos de los temas de mis poemas, también los he desarrollado desde lo teórico y lo he aplicado al estudio de la enseñanza de la literatura (el amor, la mirada, el espejo, el sueño, la máscara, los miedos, el doble, la sombra).
Pienso que surge de mi interés por el análisis de los cuentos maravillosos que me abrieron un mundo de inagotables riquezas.
Por supuesto que mi inclinación por el Psicoanálisis ha dejado valiosas improntas, no solo como persona que se analiza, sino por las lecturas de teorías literarias como la de Julia Kristeva. De ninguna manera, he sido una estudiosa de Carl Jung, solo he tomado algunos conceptos para enriquecer mi formación como docente.
El pasaje del sueño a la escritura se plasma en una especie de ensueño dirigido con la técnica psicodramática del pensamiento en escenas. Hay un pasaje desde lo corporal a la palabra. Sobre este tema también he hecho abordajes teóricos y lo he trabajado en talleres de creatividad.
Nombrar maestros es reconocer y transitar por toda mi historia.
Mis maestros de taller literario fueron: Atilio Castelpoggi, (1980-1981) Liliana Lukin,(1986), Hebe Solves (1988), Gloria Pampillo(1988) en narrativa, Jorge García Sabal,(1994) Roberto Ferro, más en lo teórico, (1992-95)Alicia Steimberg, en narrativa,(1994), Ester de Izaguirre.(1993-1997).
Autores que considero magistrales desde mi infancia:
Lin Yutang me sorprendió a los doce años.
Leopoldo Lugones y Ruben Darío en sexto grado.
El túnel de Ernesto Sábato a los 14 años.
Las Rubayat de Omar Kayyam a los 15.
Cortázar a los 15, con Final de juego
Jorge Luis Borges, ya en la escuela secundaria.
Leía poemas en inglés entre los 9 y 19 años. Los Daffodils de William Wordsworth, que transcribí en Jacarandaes, 16.
Me gustaban las zambas del folklore argentino. Escuchaba los discos, repetidamente y copiaba las letras.
Toda la música popular, la música clásica y española de cuando estudiaba danzas influyó mucho en mi oído.
Cuando estudié en el profesorado me apasioné con los españoles del Siglo de Oro, la generación del 98, del 27, los niños de la guerra.
Cuando descubrí a Olga Orozco, me sentí subyugada. Me encantó el Neruda de Residencia en la tierra.
Muchos autores figuran en epígrafes.
Por otra parte, autores de ensayos filosóficos: Heidegger, Gadamer.
Estudiosos de las religiones y de los mitos: Mircea Eliade, Joseph Campbell, además leer, a Krishnamurti me sacudió bastante.
También el contacto de los poetas coetáneos y amigos que tuve oportunidad de analizar.
Encontré esto en un cuaderno del 2004.
Revelaciones
“Los cuentos de hadas me llevaron por senderos insospechados.
Cuando me interesé por estudiarlos y analizarlos, descubrí diversas interpretaciones que me iniciaron en la búsqueda de los significados de los símbolos.
Así pude penetrar en algunas culturas antiguas y adentrarme en un mundo maravilloso.
En ese intento de la búsqueda del ser, mi propio ser y el de los otros para alcanzar la comunicación entre el Tú y el Yo, bebí de las fuentes del Libro de las Mutaciones, de la Poética del espacio, El aire y los sueños y el fuego de Gaston Bachelard, de los símbolos de Jung, del mito del eterno retorno de Mircea Eliade.
El contacto con escritores de otros países me brindó la oportunidad de darme cuenta del Volver al Origen y ahí está el gran enigma que se convierte en voraz deseo de mi creación literaria.
¿Cuál es el origen? ¿Dónde está?
¿Acaso en España, en las cuevas de los gitanos, entre las montañas del Tirol desde donde se oigo sonidos que me aclaman cuando la tierra de mi abuelo materno todavía pertenecía al Imperio Austro-Húngaro? ¿Será en la América Precolombina, en medio del vuelo del cóndor cerca de las laderas de un valle donde las tejedoras traman una escena de amor con vibrantes colores, entre el rey y la sacerdotisa?
Soy consciente de mi zozobra. Temo por la incertidumbre y confusión que vive la Humanidad.
Así como creo en Dios, también creo en el poder mágico de la Palabra. Concibo a la poesía con su función purificadora.
Acaso el Poeta sea un demiurgo que se propone la creación de un universo soñado.

PROYECTOS

Das con tu obra un legado que se traduce en dar cuenta de la belleza del existir, resaltar en el  mundo el lugar de las pequeñas y grandes cosas de la vida que sin la poesía se perderían para siempre. Es seguro que estás satisfecha de la labor que hiciste, porque es maravillosa, pero, se me ocurre preguntarte si tenés algún proyecto en vista para profundizar aún más, dado que estos son temas que  no se acaban nunca. ¿Es así o sentís  que se puede dar por concluido este trabajo?
C.P. Pienso que el poema “Incompletud “da respuesta a esto, surgido de una cita de Mijail Bajtin:
“Un hombre permanece vivo por el hecho de no estar concluido y de no haber dicho todavía la última palabra”. (Jacarandaes, 75).
Considero que las líneas están trazadas. Podría seguir indagando en mi propia obra, como se expresa en el ítem “otros temas”  pero me parece que es suficiente de modo tal de poder dedicarme a nuevos proyectos.


RESPUESTAS
 Vos decís que escribís para indagar en la condición humana. Veo que indagás en la vida en general, en todos los reinos, mineral, vegetal, animal. Es obvia la búsqueda de respuestas. Esas respuestas Olga Orozco decía que no podían encontrarse de este costado del mundo. ¿Qué dirías frente a esto? ¿Sentís que has podido acercarte, aunque más  no sea un poco, a lo que está contenido en el  misterio que abarca la vida y la  muerte?

C.P. No me lo he propuesto como tarea el escribir para indagar, es mi actitud permanente que no es ajena a la escritura. También exploro por medio de la lectura, del análisis de textos, de la obra de arte en general.
Pienso que estoy en la etapa del darme cuenta de reconocer mi propio deseo por acercarme al conocimiento. Una especie de gnosis. Ahora se me ocurre que no es casual que haya empezado a participar de un taller Bíblico este año, en el Monasterio de las Hermanas misioneras de la Orden de San Benito. En San Pablo se manifiesta el amor a Dios y al conocimiento. Señalo que el personaje de Gertrudis tiene una conexión con la Santa Gertrudis, patrona de las escritoras, que estaba en un monasterio benedictino, como se expresa en el poema Tierra yerma (88-90)

FORMA Y TIEMPO DE TRABAJO
 Dices que estuviste unos años para hacer este estudio de tu obra. ¿Fue un trabajo ininterrumpido? ¿Te resultó fácil o dificultoso? ¿Cuál fue tu modalidad de trabajo?

C.P. El germen embrionario ha sido un cuaderno de bitácora en el año 2004, donde me proponía reflexionar sobre la escritura, que al mismo tiempo era una tarea para mis alumnas del profesorado. Yo les decía: si van a enseñar a leer y escribir a los niños, es importante que tengan la experiencia y que registren el proceso que llevan a cabo.
Pasado el tiempo, después del sexto libro de poemas, me surgió la necesidad de volcar en el blog esta serie de temas, creo que se inició hace tres años la primera entrada.
Hubo una convocatoria del ILCH para enviar un ensayo sobre mujeres. Sentí la necesidad de armar un artículo sobre este Diálogo y al resultar muy extenso, se fue convirtiendo en libro.
La propuesta de Diálogo/ Dialogo con mi obra fue un taller de exploración sobre la propia obra que había lanzado en el 2007. Participó una escritora fallecida y otra desertó.


¿QUÉ SENTÍS FRENTE A LA OBRA TERMINADA?

C.P. Siento mucha emoción, sorpresa, asombro, felicidad, satisfacción. TOMA DE CONCIENCIA.
 Fue un trabajo en secreto. Nadie de mi familia lo sabía.
Coincide en que estoy haciendo unos talleres de psicología espiritual. Como estaba ya, previamente, escrito, el trabajo fue de estructura del libro, que resolví en este último mes con la intención de darlo a conocer en el simposio.
Vos pensarás: ¿qué audacia? o ¿qué locura?

Buenos Aires, agosto de 2015.



ESCRITURA


............ESCRITURA


El Paraíso me regala su lenguaje.
Mientras voy descubriendo sus rasgos germinales
mi mano traza letras multiformes
que dibujan
            enlazadas
la memoria.

Con círculos
             y
cuadrados,
busco
      en el cuerpo de Dios
la palabra perdida.


FLASHES


..................FLASHES

Desde los bordes de la tierra,
he vigilado el mar
he visto enmohecer los barcos
y aquieté los semblantes de los ríos
con este cuerpo trémulo.

Desde el estruendo de las lilas
hurgué en la guarida de los pájaros,
las voces solitarias.
Invoqué a cada otoño,
y soñé con la danza
de la cacería

donde algún dios pronunciará mi nombre.

SERÉ


                      SERÉ

Busco el elogio de la lámpara
cuando veo el día.
Abrazo los perfumes del incienso
en aquel viejo cofre donde sueñan los fetiches.
Miro los papeles escritos en la piedra
desde un amanecer
desde la pasión de mi cuerpo
que corteja las calles escarpadas.

En las torres erguidas
germinan las simientes de nuestra morada.

Por qué no creías en aquellos árboles con diademas.

No los abandonaré.
No tengan miedo.

Con los brazos del tiempo
estaré en la tierra prometida
y el mar me dará su éxtasis.

Seré la que oyó la música con el bosque.

UMBRAL



...........UMBRAL

 “Yo soy la puerta. Aquel que entra a través de mí, estará a salvo”.
   Evangelio según San  Juan(10,9) El buen pastor





¿Qué hay tras de la puerta?

Estará allí,
entre el sueño y la vigilia,
ese límite imperfecto
                                  que nos une.

Y cruzar ese espacio inmaterial
custodiado por dos columnas
                                            de sombra.

Si pudiera transponerla

y repudiar el miedo

NIRVANA

       

                     NIRVANA


Cuando entras en el templo de mi cuerpo
cuando apenas vislumbras mi apariencia.

El sol nos dejará ser lo que somos
acaso con un fragmento de su brillo.

Fluye en el edén
un círculo de flores.

Miro
cómo los árboles quieren alcanzar el cielo
siento el goce del aire
y estoy en comunión con la mañana.

La plegaria quebrará el pecado


YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD, LA VIDA


..............“YO SOY EL CAMINO, LA VERDAD, LA VIDA

                   En el bosque de la noche
                   recogí una piedra de esmeralda.
                   Su luz me anunció un mensaje.

“El cazador persigue el rastro de los pasos.
Desea unir el espacio y el tiempo.
En su danza circular se transforma en otro.
Cuando el rostro enmascarado se encandila,
su goce seduce a la lluvia.
 

Después del diluvio

flores de oro

fecundarán la tierra.


En el advenimiento al reino

contempla la aparición

del ser amado

como un girasol inmortal.


VÍA LÁCTEA

                             
     

.........................................VÍA LÁCTEA


Más allá de las montañas ofuscadas
aquel caminar incierto me sedujo hacia la morada eterna.

Atravesando sin recelo
campiñas virtuosas
vi  siluetas de piedra presumiendo en los aleros.
Pero mis pisadas imperecederas
exhumaron desolados hospitales.

El río del cielo dignificó el camino de los pájaros.
Allí las nubes se encaramaron en las ramas del árbol
Y las huellas exploradas por los peregrinos
se alzaron al País de los Muertos.



Y EN EL PRINCIPIO


.............................Y EN EL PRINCIPIO

Y en el principio
                          fue el amor.

Todo era agua.
El pez se reflejaba en las madreperlas
el coral descubría sus huesos desangrados
la tortuga ocultaba  signos de carey.

El devenir auguró formas inciertas.

Un eclipse había denigrado los sueños.

Pero tú
hallaste el ser
sin detenerte
                   en las apariencias.

Dialogamos juntos.

Y en ese encuentro
en que las hojas caían
tras la dicha,

recobramos el infinito.

miércoles, 28 de octubre de 2015

AMIGOS

Graciela Licciardi -Miroslav Scheuba- María Amelia Diaz 

CON AMIGOS

Con: Graciela Licciardi  y Miroslav Scheuba

GRACIELA BUCCI


PÚBLICO





ANTOLOGÍA X ANIVERSARIO

PRESENTACIÓN ANTOLOGÍA X ANIVERSARIO GRUPO ALEGRIA.
BIBLIOTECA DEL CONGRESO DE LA NACIÓN- CAFÉ B.C.N.
VIERNES 28 DE AGOSTO 2015. 18 A 20
ALSINA 1835.PLANTA BAJA
AUTORIDADES
Comisión Administradora Bicameral Biblioteca del Congreso de la Nación
Presidente Senadora Nacional  Roxana Latorre
Espacio Cultural- Equipo y asistentes

PRELIMINARES.-
El propósito fundamental de esta antología X aniversario del Grupo ALEGRIA es dejar un testimonio constituido principalmente por las obras literarias de escritores coetáneos que participaron de los seminarios, ciclos, encuentros, talleres.
Destaco, con agradecido reconocimiento, el legado que nos dejaran nuestros maestros, puesto de manifiesto a través de su entusiasta presencia, las enseñanzas, los sabios consejos, los generosos estímulos, que se erigen en muchas de las contratapas y prólogos de nuestros libros.
Deseo que las líneas trazadas en este libro sirvan de guía para las futuras generaciones, que harán las transformaciones necesarias ya que son los continuadores de este viaje por el proceso creador, pleno de descubrimientos y conquistas en el plano intelectual, emocional y social, que se encauza hacia la formación de un cabal espíritu crítico, eje de nuestra inserción en el mundo y tiempo histórico que nos toca vivir.

En la tapa del libro se reproduce un fragmento de Friso de Beethoven: Anhelo de felicidad, 1902. Realizado con motivo de una exposición de la escultura del alemán Max Klinger ( 1857-1920) sobre Beethoven en el edificio de la Secession, concebido por Joseph Olbrich, alumno de Wagner, para permitir que exhibieran sus obras los artistas que se separaban del academicismo conservador. El Friso de Beethoven es una gran pintura mural que recorría tres paredes del espacio en que fue instalado. Con la referencia del Himno a la alegría de Schiller que Beethoven incluyera en su Novena Sinfonía, Klimt construye una exaltación alegórica  de la música-y por extensión,  del arte- como elemento de liberación y redención. Esta escena constituye el momento inicial, correspondiente al lateral izquierdo del friso: los débiles, representados en los tres desnudos implorantes de la izquierda, apelan  al caballero dorado al que dos deidades femeninas animan a luchar por la corona de la victoria.
El concepto secesionista de la “obra de arte total” halló su mejor expresión en la Sala Beethoven. Inundada de música, poesía y escultura, así como por el friso de Klimt, presentaba una armonía total, una materialización poética de Schiller en el reino de lo ideal.
Klimt decía: “Si queréis conocerme, estudiad mi obra”. Es probable que este friso encierre alguna clave, ya que, siendo una consagración de su ideología fundamental, ilustra su paso del historicismo al simbolismo. El salón parisino de Sar Peladan, La Rose Croix (Rosacruz), influyó en muchos de los mentores de Klimt a finales del siglo XIX; la rosa y la cruz  eran el símbolo secreto de los masones y los caballeros templarios. Peladan declaró en una ocasión: “Artista, eres un sacerdote, busca el símbolo bajo la apariencia, la idea eterna bajo la forma”.
En esta sección del largo panel de la pared derecha, Klimt lleva la lucha hasta el extremo para culminar en el espectacular “Beso del mundo entero”. Cada panel representa una cita de Schiller, y ésta en concreto decía:   “El anhelo de felicidad  busca alivio en la poesía. Las artes nos transportan a un reino ideal, la única fuente de alegría pura, de felicidad pura y de puro amor. Coro de ángeles en el paraíso. Oda a la alegría”.
En la larga pared izquierda de la Sala de Música, las figuras fluyen de manera subyugante a lo largo de 13 metros hasta el caballero majestuoso y resplandeciente. Su porte es formidable, rodeado de oro y con la espada vengadora de plata. Es el símbolo del caballero templario de Peladan, del mundo místico y esotérico de los Rosacruz. Su llamada a los simbolistas para que buscaran “el símbolo bajo la apariencia, la idea eterna bajo la forma” halló eco en Klimt. En esta obra, se enfrenta a la lucha en calidad de caballero del arte. Al fondo, una figura femenina sostiene la corona de laurel del éxito para galardonarlo.
Klimt refleja su devoción a la belleza al incrustar en la obra piedras semipreciosas, trozos de vidrio, espejos, madreperla, oro y plata; la pintura se aplica sobre yeso pegado en listones. El carácter reduccionista del yeso desnudo realza la suntuosa decoración. Es una sinfonía de pausas visuales, movimientos, texturas y reflejos.
En el catálogo, esta sección va acompañada de un texto de Schiller que dice: “Anhelo de felicidad. Los sufrimientos de la débil humanidad: la humanidad invoca al fuerte caballero con armadura como fuerza exterior, y a la compasión y la ambición como fuerzas interiores que obligan al hombre a luchar por la felicidad”.
Agrego esta cita que leí justo cuando estaba preparando la disertación.
  “El arte  es lo que sucede, lo que está ocurriendo en este momento. Depende de nosotros, siempre. Y el arte, por supuesto, es epifanía, emoción del momento, saber mirar en el tiempo a través de las gotas de lluvia, o a través de un tejido ajado que deja ver de vez en cuando el este del edén.”
Entrevista  Enrique Vila- Matas.
La Nación, Suplemento Ideas, domingo 23 de agosto 2015, página 7.


GACETILLA