miércoles, 11 de mayo de 2016

CUADERNOS DE QUELE

CUADERNOS DE QUELE

En este domingo glorioso de mayo, en el año del Bicentenario de la Declaración de la Independencia en el histórico Congreso de Tucumán, nos cobija el stand de Cultura Tucumán constituido por un estupendo equipo que integran, en la Representación Oficial del Gobierno de Tucuman en Buenos Aires:
Director: Pablo Tonelli
Coordinación General: Mercedes Viegas
Producción: Andrea Gaetano
Coordinación escénica: Roberto Zerdá
Prensa: Carolina Rosales Zeiger.
Mi especial agradecimiento a las escritoras de Tucumán: Dra. Honoria Zelaya de Nader y Mónica Cazón por establecer el puente y diálogo federal y que, a través de sus gestiones, me siento muy complacida por concedernos este espacio a los miembros de la Academia Argentina de Literatura Infantil y Juvenil, y por la invitación a participar del Mayo de las Letras, organizado por el Ente Cultural de la provincia, incluyendo en su programación.
Cuadernos de Quele, una serie de tres momentos del día: la mañana, la tarde y la no che, con un corpus de veinte textos cada uno de ellos, que lo componen poemas y micro-relatos.
Se podría trazar una constelación cuyos astros serían:
La niña Quele.
La Naturaleza.
El mundo y su representación constituida por seres humanos y objetos.
Los sentimientos que surgen de los distintos descubrimientos de la protagonista.
El lenguaje que se inserta en esa relación dialógico con dichos elementos.
Nuestro deseo acompaña un cambio cultural de paradigmas en el marco de la no-violencia, como ya he expresado en varias oportunidades, en forma oral y escrita.
La palabra poética se erige en el lenguaje simbólico y recoge lo íntimo que subyace en el inconsciente y en nuestro corazón.
Interpretar el lenguaje poético requiere el despertar de nuestra emotividad y un intenso desarrollo de los procesos cognitivos.
De la mano del poema, vamos hacia la alianza dialéctica del cuerpo y la palabra, lo que significa lograr la integración de lo que sentimos y pensamos, en un justo equilibrio de la mente, el cuerpo y el alma.
La musicalidad de las palabras son torrentes de luz que provocan destellos para guiar nuestro camino de fe, esperanza y amor.
Les voy a leer dos textos en donde aparece la palabra “guerra” desde distintos puntos de vista.
“Camelia” La voz de una camelia, a través del recurso de la personificación o prosopopeya, uno de los más cercanos a la vida infantil. Esa bella flor, blanca o rosa, que tanto me sorprendía y agradaba durante mi niñez.
“El Rey que nuca fue a la guerra”. La postura irónica de un narrador que satiriza la figura de un rey malhumorado.
MUCHAS GRACIAS!
VIVA LA POESÍA! VIVA LA PATRIA!
Cristina Pizarro
1° de mayo 2016.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Muchas gracias por dejar su comentario. A la brevedad lo podrás leer. Cristina.